El tigre en la sala

16/05/2011
By CardinalXiminez

La manifestación de ¡Democracia real ya! (de los que he hablado ya aquí) ha llenado el centro de Madrid con unas 25.000 (edito, 15.000, no tenía datos in situ, cosas de tener Blogger capado en el curro) personas en Madrid (cifra de El Manifestómetro,  página que no solo ha demostrado su precisión en más de una ocasión, sino que además sus autores simpatizan con el movimiento, así que si pecase de algo sería de tirar por lo alto) y otros miles más en el resto de España. Cierto es que hacía un día glorioso para salir a la calle, pero no hay excusas posibles: el tamaño del descontento debe obligar a los partidos políticos, especialmente los partidos que se declaran de izquierdas, a parar un momento y replantearse en qué medida representan realmente al pueblo. El proceso de autocrítica debería ser sangrante y usar un lanzallamas de campaña: lo que es evidente es que las cosas no pueden seguir como están. Una parte sustancial del electorado presente y futuro, y lo que es más importante, el electorado políticamente activo, del que han de surgir los políticos del mañana, está dejando claro que no estamos a la altura de sus expectativas; y si estamos creando una generación entera de ciudadanos cínicos y descreídos con respecto a la democracia española, estamos dejando triunfar las ideas del extremismo español de ayer y de hoy, para el cuál la política no es más que la capa de escayola decorada que oculta al verdadero poder.

No fui a la manifestación. Como ya dije, he leído el manifiesto y estoy en contra de un porcentaje suficiente de sus ideas como para no merecer el apoyo de mi presencia. Y, aunque sé que uno no debe juzgar a un movimiento político como un todo por lo que hagan ciertas partes, he visto cosas en la manifestación que han despertado el cínico burlón que hay en mí. Por ejemplo, los que yo llamo los estilitas, los que hablan de “vuestro” sistema y “vuestra” democracia. A no ser que sean súbitos inmigrantes de Corea del Norte o hayan vivido desde el nacimiento trepados a una encina, comiendo bellotas y bebiendo agua de lluvia, éstas personas son parte de éste sistema y de ésta democracia. Que no les guste es otra cosa, pero no por negarse a reconocerlo va a dejar de existir ni van a dejar de formar parte de él. Esa clase de gente peca de inacción – ocultando su rostro tras las manos como los niños chicos: “¡No me gusta, no me gusta!” mientras el sistema baila claqué a sus espaldas.

Luego están los ciudadanos para los que el consenso es una invención burguesa – los que propugnan un sistema proporcional puro donde lo importante no es formar una mayoría suficiente (habría que llegar a acuerdos con los demás, ¡anatema!) sino crear la minoría de bloqueo necesaria para tocar activamente los coxones. Igualmente están los antieuropeístas, absolutos ignorantes de la historia de España que no se dan cuenta de que para ser pobres pero orgullosamente soberanos ya tuvimos más de siglo y medio (1814-1955) que no es que nos fueran especialmente bien.

Pero en fin, son minorías. Gran parte (yo diría, siendo optimista, la mayor parte) de los participantes son gente que quiere un país más solidario, más democrático y más abierto. Y yo estoy con ellos – en gran parte – , pero, como ya he dicho en más de una ocasión, no podemos ignorar el hecho ya incontestable de que si limitamos nuestra acción política al Estado-nación español perdemos por quedarnos cortos. Mientras permanezcamos divididos en 27 – o, si me apuran, 200 – pequeños Davides reivindicativos frente al gigantesco Goliat del capitalismo salvaje global, vamos a perder, día a día, zarpazo a zarpazo. La izquierda debe unirse más allá de los límites estatales, y la socialdemocracia no puede perder comba si quiere seguir siendo una fuerza política a considerar.

Así que el camino a largo plazo es inevitable y pueden contar conmigo para recorrerlo, pero mientras tanto, ¿alguien, por favor, podría darse cuenta de que HAY UN TIGRE EN LA SALA? El riesgo de un gobierno absoluto de la derecha más demagoga, reaccionaria,  visceral y antidemocrática (más fascista, si me apuran) está, ahora mismo, más presente que nunca, y a pesar de esa amenaza clarísima, preferimos discutir si ésto es una democracia o no, si el PSOE (o IU) es de izquierdas o no, si son galgos o si son podencos; y sé que es un tópico godwiniano que no debería utilizar, pero el lenguaje que se está utilizando me recuerda tanto al KPD y a sus “socialfascistas” que me da hasta miedo. Nuestra desunión les alienta; nuestra inacción les beneficia; nuestra abstención les refuerza (el titular de portada de El Mundo de ésta mañana se centra, como me temía, en el “no les votes”, mensaje favorito de la derecha, antes que en las propuestas constructivas).

A mí me jode como al que más el tener que estar a la defensiva contra el poderío prepotente de la reacción, y al igual que muchos de ustedes, trabajo y espero con ansia el día en que la izquierda se una y se ponga a la ofensiva por una mejora sustantiva en la calidad democrática (pero insisto, es responsabilidad de todos), una protección social más comprensiva y mejores condiciones de vida para todos ; pero aquí, y ahora, nuestra responsabilidad es dejar claro que los españoles no van a aceptar en silencio como la reacción conservadora nos lleva día a día, hacia lo que es, política, económica y socialmente, un remedo de la Inglaterra victoriana. Nos puede gustar más, nos puede gustar menos, pero a día de hoy, para que nos escuchen, nuestra voz tiene forma de papeleta. Y no podemos estar callados.

Seguiremos informando.

15 Responses to El tigre en la sala

  1. Jesús on 16/05/2011 at 10:24

    El peligro no es un gobierno de derechas, que si es lo que la mayoría quiere bien está, sino un gobierno que no representa a nadie, que es más o menos lo que tenemos ahora por culpa de pensar que los cambios tienen que ser a largo plazo, y que a corto plazo hay que usar el voto útil.

    Prefiero mil veces un parlamento que represente a la sociedad, aunque eso implique un partido de ultraderecha con un buen puñado de escaños, que no la situación actual con una sociedad desencantada de la política porque no se siente representada. Ese es el caldo de cultivo ideal para que venga un demagogo populista y, con la excusa de que todo está podrido, quite el congreso, el senado y la constitución con el aplauso de la gente, y se ponga él solito a gobernar. Y a la historia me remito…

    • CardinalXiminez on 16/05/2011 at 10:55

      Tiene toda la razón: pero si no sale y no vota no se le va a escuchar. Lo he dicho ya en varias ocasiones: mi enemigo no es el PP, ni la derecha: es la apatía. Y precisamente me opongo al voto útil: salga y vote, deje claro que usted cree en lo que cree, pero no abdique de su derecho por creer que no sirve para nada.

  2. elo on 16/05/2011 at 10:32

    Pues a mí ya me han silenciado, porque por cuestiones administrativas en el embajada, no me han incluido en el censo y ya no puedo votar…

    • CardinalXiminez on 16/05/2011 at 10:56

      Es preocupante, porque pasa mucho más de lo que debería. Lo siento.

  3. Ruth on 16/05/2011 at 11:33

    Pues yo sí fui a la manifestación, y también iré a votar el día 22 de mayo. Llevo ya unas cuantas elecciones a la espalda, y jamás he faltado a ninguna, y nunca nunca jamás he emitido un sólo voto “útil”, a sabiendas de que mi voto tendría mucho menos valor que otros. Tan escasas son las herramientas del pueblo para protestar que no renuncio a ninguna de ellas.
    Que qué proponemos? Te confieso una cosa Thiaguete: soy veterinaria, el único trabajo que sé hacer es el mío. El día en que haya una manifestación en protesta de lo mal que lo hacen los veterinarios, me sentiré responsable tanto del problema como de la solución.
    No todos los ciudadanos tenemos el talento de proponer cómo se gestiona un país, una europa. Pero nos llega de primera mano lo injusto y desigual que es este NUESTRO sistema. Sufrimos de forma directa sus faltas y sus vicios. Y muchos no estamos dispuestos a que se nos escuche sólo cada 4 años. A mí no me vale. Por eso y mientras se nos ocurran otros medios, la gente vota, y también toca los tambores, grita, lleva pancartas o apaga la luz cinco minutos a las 8 en punto.

    • CardinalXiminez on 16/05/2011 at 11:57

      Cria fama… El hecho de que no haya ido a la manifestación viene del hecho de que no estoy a favor, pero eso no significa, ni mucho menos, que esté en contra.

      Por lo demás, estamos completamente de acuerdo: nuestras armas son las que son, y hay que usarlas todas – el voto, para empezar.

  4. malvadoyrarito on 16/05/2011 at 12:13

    Yo ya estoy cansado del argumento del PSOE de ¡que viene la derecha! vótame. Lo siento, creo firmemente que en materia económica no hay diferencia alguna entre el PP y el Psoe. Me da igual quien gobierne de los dos. Lo primero que hizo el PSOE al ganar las elecciones fue bajar los impuestos a las rentas más altas y reunirse con los de la SGAE. Vale ya de pedir el voto del miedo. El riesgo ahora sería otro gobierno socialista. Nos quitaría ya lo poco que nos queda. Sí, porque el psoe se puede permitir medidas que el PP no, porque contra el PP salimos a la calle a la mínima, en cambio el Psoe adormece a las masas (hay si llega a haber sido el PP el que sube la edad de jubilación con un 40% de paro juvenil, y en este tema thiago, me sé las estadísticas de la hostia, y sé que se sube la edad de jubilación para que no se acabe el paro y que la patronal no tenga problemas graves para la negociación colectiva)

    • CardinalXiminez on 16/05/2011 at 12:36

      Quiero que me digas en qué momento de éste texto pido el voto para el PSOE. Por mí, si votas al POSI, lo importante es que se vote en lo que se cree.

      Y, claro, que me digas que es mejor que salga el PP porque así las masas están más movilizadas es de un maquiavelismo que no sé de donde sacas el rostro para hablar de los políticos.

      • malvadoyrarito on 16/05/2011 at 15:23

        No, digo que medidas como las que saca el psoe, el pp no se atrevería por la respuesta ciudadana que tendría, como por ejemplo subir la edad de jubilación. pero que el Psoe se puede permitir porque adormece a las masas.

        • CardinalXiminez on 16/05/2011 at 15:35

          Vamos, sí, que el enemigo es el PSOE, no el PP. La misma cantinela de los “socialfascistas” de siempre.

          Ideas como esas son las que han hundido a la izquierda española más allá del PSOE en la inoperancia. El castillo de “no nos moverán” es muy bonito pero se está muy solo.

          Que el PP no se atrevería a subir la edad de jubilación. Sí. Ya.

          • malvadoyrarito on 16/05/2011 at 18:05

            señores, seamos serios. Ya desde tiempos de felipe, es el Psoe el que más recortes de derechos ha hecho. Hay que ser justos con eso, las primeras privatizaciones, las ETTs, el inicio de la brecha entre ricos y pobres, empezó con felipe.

            De hecho, tanto que les gusta a los del PP presumir de Rodrigo Rato, hay que reconocer que se limitó a continuar la política económica iniciada por Solves durante el último gobierno socialista.

            PP y Psoe en lo económico son iguales, y eso no se puede negar, con los datos en la mano.

            Vuelvo a repetir, por qué si no, la primera medida económica del gobierno de ZP fue bajar el tipo máximo impositivo? los impuestos a los más ricos vamos. ¿Es eso de izquierdas? Cuál fue su justificación? Por qué el Psoe no mete mano a las SICAV?

  5. Jesús on 16/05/2011 at 13:34

    Para mí el error de democraciarealya.es es precisamente querer abarcar mucho. Su manifiesto es extensísimo, por lo que es fácil que cualquier persona, leyéndolo, encuentre algún punto con el que no esté de acuerdo, especialmente cuando muchos de ellos están (por decirlo suave) bastante cogidos con alfileres.

    Personalmente prefiero el mensaje de #nolesvotes, que se resume en que tanto PP como PSOE son culpables del sistema actual, y hay que marginarles. Eso es simple y directo, por lo que es más fácil aglutinar a la gente. El único pero es que tiene más sentido en las nacionales que en las autonómicas (y no digamos las locales). Pero el año que viene sí creo que puede dar fuerte.

    • CardinalXiminez on 16/05/2011 at 13:44

      Mi problema con #nolesvotes, como ya he dicho en más de una ocasión, es que precisamente es un mensaje demasiado simple. Si nos ponemos puntillosos no hay partido que se salve: entonces, ¿qué? ¿Dejamos de votar? Nos encogemos de hombros y decimos, total, el sistema está podrido, para qué votar. Y la derecha aplaude con las orejas: su intención manifiesta es que a la gente le de asco votar, pues cada desencantado que se quede en el sofá es un voto menos en su contra. Y es por eso que insisto: si tienes un cabreo como para pedir #nolesvotes, ten al menos el civismo como para pedir #votaalosotros. Y eso, a una semana de las elecciones, no lo veo, y es un llamamiento a bocinazos para quedarse en casa y dejar que en los ayuntamientos y en las autonomías los gobiernos incompetentes pasen sin castigo.

      Insisto una vez más: actualmente nuestra voz es la papeleta. Hay que votar.

  6. Eleder on 16/05/2011 at 15:28

    Disculpa, Cardinal, ¿cuándo dices

    “El riesgo de un gobierno absoluto de la derecha más demagoga, reaccionaria, visceral y antidemocrática (más fascista, si me apuran) está, ahora mismo, más presente que nunca”

    estás haciendo referencia al PP?

    ¿O a otras derechas que pueden surgir, como está pasando en Europa?

    • CardinalXiminez on 16/05/2011 at 15:42

      Creo que España no es inmune a la ascensión de la “nueva” extrema derecha; el crecimiento de Plataforma per Catalunya es un ejemplo. Pero PxC existe porque el PP no tiene credibilidad en Cataluña por su mensaje mayoritariamente anticatalán (los pobres líderes del bigotismo catalán pasan las campañas electorales escondiéndose bajo las piedras): en el resto de España, el PP se esfuerza en mostrarse abierto al mensaje ultranacionalista y antiinmigración de los ultras. Saben que su fuerza está en consolidar el voto de derechas en un único bloque – y son capaces de todo para mantener esa situación.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Busque en Ruina Imponente:

Archivos

Categorías

Gorjeos Imponentes