Cuánto más pobres, más ‘cerraos’

12/05/2011
By CardinalXiminez

Supongo que tendría que hablar del terremoto de Murcia, pero solo puedo llegar a dos conclusiones: primero, que tanto la prensa como la televisión españolas no se han parado mientes en mostrar imágenes de cadáveres aplastados sin tapar, en un ejercicio de lo que algunos llaman periodismo y otros llaman morbo puro y duro; y segundo, que ésto era inevitable en un país donde el método de edificación por excelencia es el opus chapuzerum – gran parte de los cascotes sueltos que se han visto en televisión proceden obviamente de tabiques edificados tarde, mal y a rastras – y que nunca ha prestado atención a su pequeño, pero importante, riesgo sísmico. Hablé de ello en éste mismo blog, cuando el terremoto de L’Aquila, hará dos años.

Pero la noticia del día a mi entender es la salida parcial y unilateral de Schengen por parte de los daneses, salida que requerirá una inversión en infraestructura por su parte (porque, por lo que yo recuerde, el puente de Öresund, su innovadora y carísima conexión terrestre con Suecia, no tiene infraestructura aduanera incorporada en el diseño porque para cuando se diseñó se suponía que no iba a hacer falta). Al parecer, la recuperación de éstos controles son parte del pacto de gobierno de los liberalconservadores daneses (que, en un arrebato de originalidad, se llaman Venstre, La Izquierda) con el abiertamente xenófobo Partido Popular Danés. Todo sea por ganar terreno en unas encuestas que dan mucha ventaja a los socialdemócratas para las elecciones al Folketing, que deben celebrarse antes de noviembre de éste año.

Es preocupante, porque a pesar de que a los daneses nunca les entusiasmó la idea de la Unión Europea desde el principio – se metieron porque se metieron los ingleses, que ya sus dudas tenían y tienen – confirma una tendencia que está al alza: dar por fracasada la idea de una Europa unida.

El problema está en que, a mi entender, la idea de una Europa unida es inseparable del concepto de Estado del bienestar. Y que mucha gente considera (incluida cierta izquierda) que el Estado del bienestar fue un invento de Adenauer y los democristianos alemanes para combatir el comunismo, y que ahora que el Muro ha caído y el gran Satán marxista ha sido derrotado, no es más que un gasto inútil que debe ser progresiva y cuidadosamente desmantelado.

Y no es así. El concepto de Estado del bienestar surge para acabar de una vez con todas con un mito que llegó a su auge en los años 30 y que, indirectamente, fue la causa de la peor guerra que ha visto la Humanidad: el mito de que la democracia no da de comer, y que la prosperidad del pueblo requiere cierto grado de totalitarismo. Gracias a la propaganda del neoliberalismo, ansiosa por desmantelar un mecanismo que impide llevar a su Dios supremo, la Santa Codicia, a lo más alto de la pirámide de los valores, hemos olvidado que el Estado del bienestar no ayuda a salvaguardarnos únicamente del comunismo, sino también, y de forma igualmente importante, del fascismo. Muerto un perro, nos hicieron olvidarnos del otro. Y así, día tras día, año tras año, el perro que creíamos muerto vuelve a crecer del miedo, la desprotección y la desorientación a la que conduce el capitalismo descontrolado.

Pero, a pesar de lo que puedan decir los escépticos, Europa unida no es nuestro enemigo: es nuestra arma. Si la Europa unida ha llegado hasta aquí, a una situación de retroceso generalizado, a ser una arena donde se chocan sin pudor las ambiciones nacionalistas, es porque hemos dejado, acríticamente, que la Unión Europea se convirtiera en lo que es ahora. E insisto, la izquierda ha de ser europea o no será. Imposible, dicen los críticos, convertir a la Unión Europea en un instrumento de política y de bienestar sociales. No sé yo. Al fin y al cabo, al menos en teoría, la socialdemocracia existe para utilizar los instrumentos de la burguesía en favor de todos los ciudadanos. Y, por experiencia, con el Estado-nación hemos hecho maravillas.

Seguiremos informando.

One Response to Cuánto más pobres, más ‘cerraos’

  1. Rober Ray on 12/05/2011 at 16:07

    “Insisto, la izquierda ha de ser europea o no será.” Para mí esta frase lo resume todo. Y explica por qué nos la están dando con queso, por qué nos hemos bajado los pantalones.

Deja un comentario

Tu dirección de correo electrónico no será publicada. Los campos necesarios están marcados *

*

Busque en Ruina Imponente:

Archivos

Categorías

Gorjeos Imponentes